Tip: recuperarse después de Navidad

recuperarse después de navidad

Los Reyes Magos de Oriente, cambiaron el negro por blanco y nos han traído nieve en lugar de carbón. Hemos sobrevivido a unas nuevas navidades y tenemos un año nuevo recién estrenado lleno de buenos propósitos. Pero tanta celebración nos ha dejado algún kilo como nuevo acompañante  y nuestro rostro no luce como debería dada la juventud del 2018.

El cuarto brindis de champán apagó la luz de nuestra piel. Los reiterados banquetes nos han hecho retener líquidos y las francachelas nocturnas han ensombrecido las cunas de nuestros ojos. Eso si no mencionamos algún que otro granito despistado que vino a traernos la pubertad perdida.

No todo está perdido, tenemos un montón de trucos caseros para recuperarse después de Navidad y poner en forma cara, cuerpo y espíritu.

Espíritu:

Los nuevos propósitos están muy bien. Las nuevas metas nos hacen seguir avanzando hacia adelante. Pero las metas han de ser alcanzables, si no, abandonaremos nuestro empeño y sólo conseguiremos frustrarnos.  Busca tus puntos cardinales e intenta mantener tu brújula personal siempre orientada hacia el norte. El propósito para 2018 de Kaptara Ori es la templanza. Porque nos ayuda a tomar decisiones razonadas. Nos concede tiempo para nosotros, y el tiempo bien invertido nos hace crecer como padres, como hijos, como amigos y personalmente. Tiempo para viajar, para leer, para disfrutar y para cuidarnos.

¿Cómo conseguirlo? Rutinas y horarios. Meditación y planificación. Guarda todos los días un tiempo para lo que nunca tienes tiempo. Levántate 5 minutos antes, organiza tu día, y resérvate un rato para compartir con aquellos a los que quieres, para leer, para cuidarte…

Te recomendamos nuestro post ritual anti-estrés o nuestros consejos anti-estrés 

Cuerpo:

Lo primero de todo, paciencia, los cambios no se producen de hoy para mañana. Pero si eres constante con el ejercicio, bebes tus dos litros de agua al día, destierras dulces y alcohol una temporada y sigues una rutina con auto-masaje incluido, te prometemos que te vas a ver y sentir mejor antes de lo que piensas.

Te recomendamos un peeling corporal dos veces en semana. Todos los días al salir de la ducha un masaje de nudillos en muslos, abdomen y brazos para romper los núcleos de grasa. Puedes hacerlos mezclando 48 gotas de aceite esencial de ciprés en los 100 ml de aceite de pepita de uva, para obtener así un formidable reductor anticelulítico.

Te recordamos también nuestra body detox ¿qué mejor forma de empezar el año?

Cara:

Empieza con un peeling facial una vez a la semana, ¿qué tal los jueves para lucir espectacular los fines de semana?

No todos los peelings son adecuados a todos los tipos de piel.

Si tienes piel sensible o fina, y los capilares frágiles te recomendamos el que publicamos de las coreanas, tiene unos resultados espectaculares. En un bol grande o ensaladera mezcla al 50%  agua carbonata con agua normal y 5 gotas de aceite esencial de lavanda. Sumerge la cara con los ojos cerrados aguantando la respiración y repite varias veces.

Si tienes la piel mixta o grasa puedes usar peelings a base de avena, sal o azucar (pincha aquí). Os recomendamos que probéis éste con clavo, pipas y aceite esencial de limón es delicioso cómo huele y nos encanta:

Mezcla un puñado de pipas de girasol biológicas peladas con una cucharadita de clavo en especia. Muélelo hasta que te quede una textura de harina. Añade un tapón de aceite de pepita de uva y 8 gotas de aceite esencial de limón biológico. Aplícalo con masaje circular ascendente y retira bien cualquier resto. Al contener limón es mejor aplicarlo por la noche.

Para las bolsas y ojeras te recomendamos lenar un roll-on de 5 ml con aceite de pepita de uva y una gota de aceite esencial de ciprés.

Y por supuesto no puede faltar cada noche un coctel de vitaminas Kaptara Ori en rostro y escote.

Puedes encontrar todos los aceites mencionados en este artículo en el kit 00.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0